Gran cierre de año para Fauro Aloi

En Atlacomulco, Estado de México, se llevó a cabo el festejo donde el rejoneador Fauro Aloi estrenó el apoderamiento por parte del empresario José Luis Alatorre. Este joven torero de a caballo lució a lo largo de la tarde para cuajar dos faenas serias y redondas en las que obtuvo un balance de oreja en cada novillo para justificar con creces el acuerdo firmado con Feria Toro y salir en hombros por la Puerta Grande.

La novillada tuvo como escenario el nuevo lienzo charro Gregorio Mercado Flores que registró media entrada en cuyo ruedo se lidió en estupendo encierro integrado por astados de Marrón que dieron buen juego, mismo que permitió el triunfo bordado tanto para Fauro Aloi, como para su alternante, el también rejoneador de Querétaro: Tarik Othón, quien en este mano a mano, cortó una oreja a cada ejemplar.

Aloi aprovechó a su primero llamado Tinterillo, número 58, que contó con nobleza  y muy buen son al embestir. Le cortó una oreja. Ese mismo premio obtendría ante el tercero, número 43, con calidad, aunque terminó por pararse, por lo que resultó meritoria la implementación de la suerte suprema por parte de Aloi.

Un buen lote correspondió también a Tarik Othón, con los ejemplares herrados con los números 81 y 83.

Fauro Aloi toreará este domingo 26 de diciembre en la novillada de Jiquilpan, Michoacán, donde alternará con los Forcados Amadores de México, así como con los novilleros de a pie Arturo Gilio y el español Jorge Martínez, ante un encierro de Torrecillas.

TRES OREJAS EN JIQUILPAN

Otra tarde de gran toreo protagonizó el rejoneador Fauro Aloi, quien cosechó tres valiosos apéndices durante su participación en la novillada dominical que se realizó en Jiquilpan, Michoacán, donde salió en hombros.

En dicha salida triunfal lo acompañó el hispano Jorge Martínez quien obtuvo una oreja en cada toro, mientras que Arturo Gilio, ante el lote de nulas opciones estuvo muy por encima, aunque se fue de vacío de apéndices, resultó arropado por el cariño del público que registró un cuatro de entrada. Se lidió un encierro de Torrecilla de juego muy diverso.

Cabe destacar que con este triunfo, Fauro Aloi firmó una magnífica jornada navideña, ya que en dos días, (25 y 26) cosechó cinco apéndices, así como dos salidas en hombros, con lo cual cerrará este 2021 por todo lo alto y conservando el liderato del escalafón del rejoneo en México.

La de este domingo 26 de diciembre en Jiquilpan fue una novillada que para Aloi comenzó con un reto cuesta arriba ya que le correspondió un toro de mal juego de la ganadería Torrecilla por lo que tuvo que apostar muy fuerte con su cuadra para llevar a cabo un toreo con fuerza e impacto y que al mismo tiempo resultara impecable. Tras lo cual terminó de rejonazo para obtener la primera oreja de la tarde.

El otro novillo, de la misma procedencia, fue deslucido; de los que prácticamente no dicen nada hacia el tendido, por lo que Aloi debió poner toda la garra que le hizo falta a su enemigo para emocionar al público en pasajes muy comprometidos en los que retó al ejemplar para llevarlo cosido a los corceles.

En ambos astados colocó rejones y banderillas por todo lo alto, además de realizar piruetas a milímetros de cada astado. Finalizó la lidia ese su segundo ejemplar con otro certero rejón de muerte que puso en sus manos las dos orejas, entre la emoción de los asistentes. A su vera, los Forcados Amadores de México sumaron otra buena actuación, en especial, durante la pega ejecutada por René Tirado.

Se lidió un encierro de la ganadería Torrecilla, donde para el rejoneador Fuaro Aloi fue uno mano y otro regular, quien cortó oreja y dos orejas; el lote más potable correspondió a Jorge Martínez, oreja y oreja; mientras que resultaron ilidiables los ejemplares que correspondieron a Arturo Gilio, quien se retiró en silencio.