Arturo Macías cuatro orejas y rabo, en Texcoco.

Una gran tarde de toros se vivió este Sábado de Gloria en la plaza Silverio Pérez, en Texcoco, Estado de México, fue de las que crean afición. El máximo cortador de trofeos fue Arturo Macías quien brindó una tarde en la que desbordó entrega, esta vez aprovechó el mejor lote de la ganadería zacatecana Pozohondo al que cortó cuatro orejas y un rabo, para salir en hombros, junto con el ganadero Ramiro Alatorre hijo. Un apéndice del quinto obtuvo Alfredo Ríos «El Conde»; y las faenas de Miguel Ángel Perera no se vieron recompensadas por haber estado desacertado con los aceros.

Ante más de media entrada, en tarde calurosa con ráfagas de viento, se lidió un encierro de la ganadería zacatecana Pozohondo, bien presentado, cuyos toros se dejaron torear, entre los que destacaron tercero y  sexto, este último recibió arrastre lento. PESOS: 490, 520, 480, 485, 490 y 540 kilos.

Alfredo Ríos «El Conde» (verde y oro): palmas y oreja.

Miguel Ángel Perera (grana y oro): palmas tras dos avisos y palmas.

Arturo Macías (rosa y oro): dos orejas y dos orejas y rabo.

INCIDENCIAS: Al término del tercer toro se rindió homenaje al matador Curro Leal, a quien se le entregó un reconocimiento por parte de Pedro Haces, en compañía del matador Juan José Padilla y de Francisco Leal (hijo del matador Leal).